17 de julio de 2009

MARIO y LUIGI, héroes de la Clase Obrera

Todos alguna vez jugamos este gran juego de plataforma que sigue causando sensación hasta el día de hoy, con cada avance tecnológico siempre aparecen aventuras para el plomero italiano y su hermano Luigi que implica batallar con tortugas, topos, criaturas de forma muy rara y otra gran cantidad de animales, todo para enfrentar a una malvada tortuga emperador llamado Koopa (Bowser en EE. UU.) que de vez en vez terroriza el reino de los hongos y captura a la Princesa Peach.

Ahora al absurdo e innecesario análisis político, pese a que se puede debatir que esto es un videojuego que se retroalimenta del actual sistema político-económico, que Mario y Luigi siempre salvan a una Princesa (representante de las oligarquías), etc.

Pero también podemos notar que los italianos siempre viene al rescate de un pueblo oprimido, y pese a que no van en pos de un cambio político-social en la nación de los hongos, nuestros héroes siempre evita que líderes militares opresores impongan estados que vayan en contra de las libertades de un pueblo pacífico. Otro dato no-menor es el hecho que tras cumplir su misión, generalmente se le recompenza a Mario y a su hermano con un pastel o un beso de la princesa, nuestros héroes no van en busca de un lugar en el trono del reino de los hongos o algún grado de poder. Otras pistas apuntan a la vestimenta de los hermano como el rojo de Mario o el verde de Luigi (movimientos ecologistas) o que el protagonista se parece mucho a Stalin.

Pero lo realmente importante es el origen de estos héroes, ambos hermanos pertenecen a la clase obrera, hacen las pegas que a la mayoría de la gente no le gusta hacer y se convierten en los héroes que luchan contra la mayor adversidad de todas cuando nadie lo cree posible. Obviamente no vamos a encontrar dentro de Mario o Luigi líderes de izquierda de la talla de Lenin, el Che Guevara, Salvador Allende o Evo Morales, pero siempre encontraremos a los hombres que forman parte de nuestra sociedad, que podemos encontrar en la calle, aunque posiblemente no esperemos que sean aquellos que nos salven el pellejo de un estado opresor.

Bueno, no les doy más lata, see ya.


2 comentarios:

Ñoña memoriona dijo...

Me parece una buena lectura.
No sé si viste un nanometraje en que hacían una versión de héroes chilenos -salía hasta Prat- (ultra facha te diré) en que Mario era al final Pinocho.

Marquiwis dijo...

buena reflexión exe!