1 de julio de 2009

¿Y DE DÓNDE SALIERON TODOS ESTOS?

No me extenderé mucho, pero 2 hechos han dado vueltas en mi cabeza la última semana: la venida de Faith No More a Chile y la muerte de Michael Jackson.

Cuando me enteré de la reunión de los californianos, de la nada surgió toda una horda de fans predicando para que volvieran a dar una actuación en Chile, cosa que finalmente ocurrirá el 30 de Octubre en el Estadio de La Florida (a cargo del papá de Los Venegas). Ya tengo mi entrada en mano y espero ansioso el día, pero me sorprendí mucho al saber que las entradas están prácticamente agotadas, y aún sigo con la duda en la cabeza de cómo es que medio mundo era seguidor de Faith No More, siendo que pasó mucho tiempo sin que sus grandes éxitos no tuvieran difusión radial ni rotación en canáles de música.

Puedo entender lo de Jackson, ya que obviamente su inmensa-aplastante-inigualable popularidad en su mejor época tuvo que dar sus frutos y los medios partieran inmediatamente a cubrir la noticia de su fallecimiento. Pero, ahora de la nada mis hermanos se hicieron seguidores de él y encuentran muy bacán su estilo de baile y su vestimenta, opiniones que se han multiplicado hasta la estratósfera. Me acuerdo que lo último que se decía de él es que era pedófilo y tenía la cara hecha mierda por el abuso de operaciones, pero ahora los medios lo elevan a la categoría de semi-dios y el saturamiento llegó a niveles tan altos que todos nos olvidamos de la mansa-ni-que-cagada que hay en Irán por las últimas elecciones realizadas en ese país. Al menos su difusión en radios y cadenas de televisión nos salvan un poco de tanto reggeatón.

Bueno, eso quiero decir. Me parece raro que debajo de las piedras hayan salido tantos seguidores cuando en el pasado no nos acordábamos quién carajos eran. Esa misma sensación tuve cuando vino Radiohead a Chile, mágicamente todo el mundo era seguidor de la banda, las entradas se agotaron en cosa de días y al final terminaron asistiendo hartos cuicos pecho-frío a tan magno concierto.

3 comentarios:

Ñoña memoriona dijo...

Modas. Inexplicables modas.

Saludos

waripolo dijo...

hay publico para todo artista. no se si te has dado cuenta que en la tele dicen que va a venir tal artista o tal grupo que a lo mejor ni conoces, y te dicen: estara en el movistar arena y tu dudas que vaya gente a ver, pero despues te enteras que el movistar se lleno y el artista tuvo que hacer otro concierto... ejemplo claro: cuando vino enio morricone, ese que le ponia musica a las peliculas antiguas. nadie se imagino que sus presentaciones iban a estar tan llenas, aunque tambien reconozco que ese caso responde a otros factores psicologicos en donde la gente cree que el ir a ver a un tipo que toca musica clasica te va hacer parecer que tienes cultura. bueno... asi nos comportamos como seres humanos.

y lo de jackson... mmm, paso lo mismo con bernales, cuando lo elevaron a dios sin que el haya hecho nada. la diferencia es que jackson de verdad cambio la historia de la musica popular. su muerte no iba a pasar desapercibida, a pesar de las acusaciones de pedofilia, que personalmente nunca me convencieron. pero igual, como dice el dicho: todos son buenos cuando mueren.

saludos!!!! visita mi blog

Fernanda dijo...

Yo me pregunto lo mismo a decir verdad, de protno todos fanáticos. Yo soy re fan de Patton de hace ya varios años, pero fan enferma y lo fui a ver con Zu (obviamente también ya tengo mi entrada a FNM, cancha vip con el desgarro de mi bolsillo, tu a qué ubicación vas?). Me impactó que el mismo día que se emepzaron a vender las entradas estaba todo santiago BAÑADO de los afiches del concierto, y salió anunciando en los diarios, y cuando fui a la knife tuve que, por primera vez, hacer fila para comprar la entrada.
Yo creía que todo iba a ser mucho más relajado, si FNM estuvo en pausa tantos años y no sabia que taaaanta gente era fanática, sobre todo considerando como fueron las cosas la última vez que vinieron (claro el contexto del concierto igual se prestó para eso).
Pero bueno, quizás así como el frenesí con los 80, el regreso de los 90 trae consigo a estas bandas. Como dijeron por ahí, moda moda, ser noventero está de moda ahora
Saludos